<< Sept. - 2014 >>
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30
Comparte en FacebookComparte en Google +Comparte en TuentiComparte en TwitterImprimir ficha

La cría de ratones

Introducción:

Los roedores, y en especial los ratones comunes o de laboratorio (Mus musculus) forman una parte importante o incluso la totalidad de la dieta de muchos reptiles y algunos anfibios en cautividad, desde cocodrilos a sapos, pasando por todo tipo de saurios, tortugas y ofidios. Las crías son utilizadas como golosinas o como "bombas energéticas" en animales debilitados o enfermos con necesidades nutricionales especiales, ya que son muy nutritivas. En general, puede decirse que los ratones conforman un alimento rico en proteínas, vitaminas, minerales (como el calcio) y ciertos oligoelementos, aunque también son muy ricos en grasas, lo que hace que sean recomendables sólo como elemento excepcional de la dieta en muchas especies. De todos modos, tienen mucha virtudes y es por eso que puede resultar interesante criarlos en casa, para tenerlos siempre disponibles.

Instalaciones:

jaula ratonesPara mantener a nuestros ratones tenemos varias posibilidades:

  • · Jaulas metálicas, de las que se comercializan en cualquier pajarería.
  • · Jaulas de plástico especiales para la cría de roedores.
  • · Tuppers.
  • · Terrarios o acuarios.
  • · Instalaciones de fabricación casera.

Las jaulas metálicas para hámsters son totalmente desaconsejables en el caso de la cría de M. musculus, ya que la separación entre los barrotes es apta para hámsters y no para ratones, con lo cual tendremos bastantes fugas. Para poder utilizarlas deberemos recubrirlas de malla metálica.

Las jaulas de crías especialmente concebidas para roedores quizás sean la mejor elección a la hora de criar ratones. Están construidas con material plástico (policarbonato) y tienen la parte superior de rejilla metálica. Son el tipo de instalaciones utilizadas en laboratorios y criaderos profesionales, por lo que ello nos da idea de lo idóneas que resultan para este menester. El problema es que no sencillas de encontrar (aunque cada vez están más al alcance de los aficionados) y pueden resultar algo caras.

Los tuppers son otra buena opción, siendo de todas ellas la mas barata. Lo único que deberemos tener en cuenta para saber qué tupper utilizar y cual no: es importante que no tenga bordes interiores (que las paredes sean totalmente lisas) para evitar fugas y que tengan un tamaño apropiado.

Los terrarios o acuarios de vidrio son la mejor opción junto a las jaulas profesionales, pero también la más cara.

Por último, tenemos las instalaciones de fabricación casera: además de todas las anteriores podremos hacernos nuestros recipientes de cría con madera, cristal, metacrilato, etc. Resulta entretenido construirlas y no suelen salir muy caras, aunque debemos tener claro cómo deben de ser para no tener problemas de fugas, muertes...

jaula ratones

Las dimensiones de nuestras instalaciones deben ser, como mínimo, de 40 x 30 x 30 cm. para mantener a un grupo reproductor (tres hembras y un macho). Ante la duda, siempre elegiremos un recipiente grande, dado que en espacios reducidos pueden aparecer comportamientos caníbales.

El criadero debe estar situado en un lugar fresco y seco, sin que el sol incida directamente sobre nuestros ratones. Lo ideal es que la temperatura reinante en la estancia donde se sitúe el criadero esté siempre entre 20 y 30ºC, bajando un máximo de 16ºC por la noche. Además, es aconsejable una iluminación tenue, que ayuda a reducir el estrés.

Debemos tener siempre instalado en cada jaula un bebedero especial para roedores, un cacharro para la comida (si es de barro o metal mejor, puesto que el plástico lo mordisquean), sustrato y es aconsejable (aunque no imprescindible) poner un refugio, como una maceta, un nido para pájaros, etc. En las jaulas profesionales el pienso suele colocarse directamente sobre los barrotes inclinados del techo, especialmente diseñados para tal efecto, aunque si queremos ofrecer pan duro, semillas o alimentos frescos harán falta comederos.

Como sustrato podremos usar papel de periódico, alfalfa, virutas de madera o paja. Actualmente se venden la alfalfa, la paja y las virutas en tiendas de mascotas, están desinfectadas y resultan bastante económicas. Recomiendo utilizar una mezcla de virutas con paja, que resulta ideal para que puedan hacer sus nidos. También podremos acercarnos a una carpintería y pedir serrín, ya que normalmente no tienen problema en darnos alguna bolsa, aunque tendremos el problema de que este serrín no esta desinfectado, por lo que vale la pena utilizar sustratos comerciales.

Actualmente se vienen desarrollando sustratos modernos a base de restos de maíz o de papel, altamente absorbentes, que pueden ser muy interesantes en la cría de ratones. De todos modos, nunca deben utilizarse arenas para gatos ni similares, pues son muy incómodas para los animales y producen polvo. El sustrato debe cambiarse como mínimo una vez a la semana, o el olor se tornará insoportable.

Los ratones son capaces de alimentarse casi de cualquier cosa, y por eso debemos aprovecharlo y tener en cuenta una dieta un poco variada. Como alimento principal recomiendo utilizar las bolsas que vienen preparadas que tienen maíz, pipas, pienso, etc. Una vez por semana deberemos suministrar aparte de esto un poco de pienso de perros y otro día algún trozo de manzana, zanahoria o pan duro. De esta manera aportaremos todos los nutrientes que necesitan. También podemos basar la dieta en pienso especialmente formulado para ratones, aunque este alimento tiene el inconveniente de que suele venderse en sacos grandes, no en pequeñas cantidades. De todos modos, un poco de verdura, fruta o pan dura, así como algunas semillas de vez en cuando, nunca vienen mal.

Reproducción:

cria ratonescria ratonesComo comenté antes, lo más efectivo para tener una buena producción de ratones es utilizar un pequeño grupo reproductor que constará de tres hembras y un macho.

También podremos tenerlos por parejas pero la producción será menor lógicamente. Los grupos de cría también pueden aumentarse con más hembras. Estas nunca han de ser separadas durante el momento del alumbramiento, ya que poco después de reproducirse la hembra entra en un corto período que se denomina celo posparto y volverá a quedar preñada rápidamente.

Los ratones domésticos alcanzan la madurez sexual sobre los dos meses de edad, momento a partir del cual podremos empezar a utilizarlos para la reproducción. Cada camada puede contener 8 - 15 crías. El tiempo de lactancia de las crías es de 21 días aproximadamente y a los 30 ó 40 días después de haber nacido ya son capaces de tener descendencia, aunque como ya hemos dicho antes, lo ideal es esperar hasta que tengan unos dos meses. Si todo va bien, tendremos una camada al mes aproximadamente.

El canibalismo es algo normal en hembras primerizas o en grupos con carencias de proteína animal (pienso de perro) o agua o sometidas a estrés.

Si tenemos en cuenta todos estos aspectos conseguiremos tener una cría regular y sin contratiempos, consiguiendo unas crías sanas.

Texto por: Mircman