<< Agosto - 2014 >>
L M X J V S D
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Comparte en FacebookComparte en Google +Comparte en TuentiComparte en TwitterImprimir ficha

Cryptosporidium

Diagnóstico y tratamiento de animales infectados con Cryptosporidium spp

(Ni Iguania ni los autores se hacen responsables del mal uso de la información aquí expuesta. En caso de duda recomendamos consultar a un veterinario cualificado.)

Descripción general:

Familia Crytosporidiidae (Tyzzer, 1907)

Crypto geckoEl protozoo coccidiano Cryptosporidium spp (para abreviar “crypto”) habita en el sistema digestivo de un amplio abanico de animales. La taxonomía de la familia Cryptosporidiiae resulta un poco confusa debido a que se cambia constantemente según se van realizando nuevos estudios, pero las especies que nos atañen son:

  • · Cryptosporidium varanii (antes C.saurophilum) y Cryptosporidium serpentis: Afecta a los reptiles, especialmente geckos y colúbridos, aunque se ha detectado en todo tipo de reptiles.

  • · Cryptosporidium parvum y Cryptosporidium muris: Afectan a numerosos tipos de mamíferos, incluyendo los humanos. A menudo se detectan estas especies en serpientes debido a que ingieren roedores infectados, pero no les afecta, al igual que los humanos somos inmunes a las especies que afectan a los reptiles. Por tanto no hay ningún peligro de contagio entre mamíferos y reptiles.

Contagio:

La propagación del parásito es fecal-oral. Es decir, el huésped se infecta al ingerir el parásito y lo libera al defecar. El crypto se reproduce mediante “huevos” (ooquistes), de los cuales un 20% tienen una cubierta sencilla y que eclosionan en el aparato digestivo del mismo huésped; mientras que el 80% restante cuentan con una doble cubierta y se liberan con las heces para infectar a otros animales. Esta cubierta especial los hace tremendamente resistentes a los productos de desinfección y a la medicación, y les permite sobrevivir fuera del huésped durante años.

Los ooquistes se adhieren con facilidad a la mano del cuidador o cualquier otro objeto que este a su alcance, así pueden ser transportados largas distancias, en nuestro caso, de un terrario a otro por ejemplo.

Uno de los principales vectores de infección son los grillos y otros insectos utilizados como alimento vivo. Se dejan sueltos por el terrario, entran en contacto con las heces de animales infectados, los insectos que no han sido comidos se retiran al cabo de unas horas, y al día siguiente se ofrecen a otro animal, extendiendo así la enfermedad.

Síntomas:

En la mayoría de los casos este parásito se mantiene a raya con las propias defensas del individuo. Es lo que se llama estado latente o asintomático. Pero cuando el animal queda inmunodeprimido por el motivo que sea (por ejemplo estrés, reproducción, enfermedad...), pueden aparecer síntomas de criptosporidiosis. Un animal sintomático sin tratamiento puede morir en pocas semanas.

Cuadro clínico en Eublepharis macularius:

  • 1. Adelgazamiento progresivo (hundimiento de la zona temporal muy evidente, cola delgada)
  • 2. Inflamación del hígado (lipidosis hepática por movilización de grasas), se aprecia la silueta hepática a través del vientre
  • 3. Atrofia muscular generalizada (apatía, movimientos lentos)
  • 4. Anorexia
  • 5. Deshidratación
  • 6. Heces acuosas / mucosas y con mal olor, heces con presas a medio digerir
  • 7. Regurgitación de la muda ingerida o de la comida

Cuadro clínico en colúbridos (Lampropeltis spp y Elaphe spp)

  • 1. Regurgitación de las presas uno o dos días después de la ingesta, acompañada, en algunos casos, de líquido amarillento espumoso y de fuerte olor ácido.
  • 2. Dilatación evidente macroscópicamente, de la zona correspondiente a la región gástrica.

Crypto gecko

Detección:

Casi todos los problemas gastrointestinales producen síntomas parecidos a los de crypto, por lo que antes de diagnosticar a un animal con crypto se debe confirmar mediante medios clínicos. Si tratamos a un animal frente a lo que no tiene, podemos empeorar su condición inútilmente.

Uno de los aspectos más problemáticos del crypto es que es complicado de detectar. No se ven mediante observación directa microscópica de las heces sino que requiere que se realicen análisis específicos.

Además, los ooquistes de crypto se eliminan de forma intermitente, con lo que un animal puede estar perfectamente infestado pero sus heces no contener ni rastro de ooquistes de crypto, dando lugar a muchos falsos negativos. Se recomienda realizar varios análisis antes de dar un negativo por válido (por ejemplo, el equipo de Reptiland.es realiza un análisis de heces con tinción específica para crypto cada 12-14 días durante 2-2,5 meses para cubrir los ciclos de eliminación intermitente).

Histopatología

Se trata de observar con microscopio secciones o microcortes (realizado con microtomo) de los tejidos dañados del aparato digestivo para ver los parásitos directamente y los daños ocasionados por él. Es la forma más eficaz de detectar el crypto, pero requiere que el sujeto a examinar ya esté muerto. Es una forma de diagnóstico a tener en cuenta si tenemos un grupo de animales que sospechamos que puede tener criptosporidiosis, y uno se muere o estamos dispuesto a sacrificar alguno. El cadáver puede ser refrigerado antes de entregarlo al laboratorio para su mejor conservación, pero no congelado, ya que la congelación estropea el tejido.

Tinción de Ziehl Neelsen modificada

Se trata de un análisis coprológico en el cual se tiñen de rojo las paredes del ooquiste (si los hay), diferenciándolo del resto de materia de la muestra y haciéndolo visible al microscopio.

Inmunofluorescencia directa (IFD)

Es algo más sensible que la tinción. Se enfrenta un anticuerpo frente a crypto que va marcado con una molécula fluorescente y si hay ooquistes, se engancha a ellos y se ve una fluorescencia en el microscopio.

Reacción en cadena de la polimerasa (PCR)

Esta técnica permite aislar secuencias de ADN de los ooquistes de crypto si los hubiera. Al contrario que las técnicas descritas anteriormente, la PCR permite determinar claramente la especie de crypto a la que nos enfrentamos, especialmente interesante en el caso de reptiles que se alimenten de roedores.

Control:

Cuarentena

Terrario cuarentenaCualquier animal nuevo que entre en nuestras instalaciones debe ser puesto en cuarentena, durante la cual será tratado como si de un animal enfermo se tratara (aislado de otros animales, con decoración minimalista que nos permita mantener una higiene y un control óptimos). De esta forma podremos controlar si la nueva adquisición muestra síntomas de enfermedad, y evitaremos que la infección se propague entre los animales de nuestra colección si estaba enfermo.

Se recomienda que la cuarentena dure al menos 3 meses, durante los cuales se realicen una serie de análisis coprológicos, aunque esto no nos garantiza que el animal esté libre de crypto porque como ya sabemos, se producen muchos falsos negativos y los animales pueden permanecer asintomáticos durante años.

Alojamiento

Los animales enfermos o en cuarentena deben ser alojados en un entorno lo más sencillo posible, para lo que se puede usar un “tupper” de plástico como terrario, papel de cocina o periódico como sustrato y platillos desechables como comedero/bebedero, y rollos de cartón o tuppers pequeños como escondites.

En el caso de animales con criptosporidiosis será de vital importancia proporcionarles unas condiciones de vida óptimas y reducir el estrés al mínimo para eliminar las posibilidades de inmunosupresión.

Higiene:

A los animales enfermos o en cuarentena siempre se les atenderá los últimos, y jamás deberemos reutilizar utensilios o alimento de los animales en cuarentena con los animales que sabemos sanos.

Lavado de manos

Después de manipular un animal en cuarentena o de tener cualquier tipo de contacto con su entorno, nos lavaremos bien las manos con agua oxigenada, o incluso podría ser recomendable utilizar guantes de látex o de plástico (como los de las fruterías) de desecharlos tras cada sesión.

El Departamento de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU recomienda el siguiente protocolo de actuación:

  • 1. Lavar las manos con agua corriente, preferiblemente tibia, y usar jabón.
  • 2. Frotar las manos hasta que aparezca espuma y limpiar toda la superficie de las manos, incluyendo debajo de las uñas.
  • 3. Seguir frotando durante 20 segundos.
  • 4. Enjuagar las manos con agua corriente.
  • 5. Secar las manos con una toallita desechable o un secador de manos.
  • 6. Recomendable cerrar el grifo usando la toallita desechable.

Nota: Los geles de alcohol y los higienizadores de manos no matan el crypto, así que no sirven para controlar al parásito.

Lavado de habitáculos/utensilios

En el caso de animales con criptosporidiosis, se debe limpiar el habitáculo y todos los elementos que contenga de forma metódica cada 48 horas. De este modo disminuiremos el riesgo de autoinfección (que el animal entre en contacto con los ooquistes que él mismo ha desechado, aumentando la infección).

Recomendamos el siguiente protocolo de actuación:

  • 1. Usando una solución de 50% amoníaco 50% agua, y ayudados de un pulverizador, empapamos los elementos a limpiar.
  • 2. Dejamos actuar la solución durante 60 minutos.
  • 3. Enjuagamos bien todos los elementos.
  • 4. Los dejamos secar completamente. Para este paso podemos ayudarnos de un secador de pelo.

Aquellos elementos que resistan el calor (cerámica, madera...), se pueden meter en el horno a 45-60ºC durante 10 minutos. La desecación es muy efectiva contra los ooquistes de crypto.

Para estresar al animal lo menos posible, y teniendo en cuenta que el proceso de desinfección es largo, deberíamos tener dos habitáculos iguales por cada animal enfermo para poder pasarlos de uno a otro mientras se limpia uno de ellos.

El Departamento de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU recomienda el siguiente protocolo de actuación:

Poner a remojo las superficies contaminadas durante 20 minutos en una solución al 3% de agua oxigenada (99% de desinfección) y después enjuagarlas concienzudamente. Ningún desinfectante es totalmente efectivo contra el crypto, pero el agua oxigenada es más efectivo que la lejía.

Nota: No mezclar agua oxigenada con lejía, pueden darse reacciones químicas violentas. En todo caso limpiar primero con lejía, enjuagar y después limpiar con agua oxigenada.

Nota: El agua oxigenada se estropea al sol, debe conservarse en recipientes opacos. No reutilizar el recipiente con otros productos químicos.

Reproducción:

No se debería cruzar animales portadores de crypto con animales sanos porque existe riesgo de contagio por el simple hecho de que el sujeto sano y el enfermo entren en contacto.

Durante largo tiempo se ha dicho que se podía reproducir estos animales sin ningún tipo de peligro para las crías puesto que no es una enfermedad hereditaria. Pues bien, eso no es correcto, ya que al salir los huevos por la cloaca pueden quedar adheridos a su cáscara ooquistes y al nacer las crías pueden quedar infectadas.

Para reducir el riesgo de infección de las crías, se puede limpiar la cáscara de los huevos con una solución de agua oxigenada utilizando una gasa.

Eutanasia:

Durante mucho tiempo se ha dicho que el mejor curso de acción al detectar que un animal era portador de crypto era sacrificarlo directamente, que la enfermedad era altamente contagiosa y mortal, y cuanto más tiempo permaneciera en nuestras instalaciones, mayor era el riesgo de contagiárselo al resto de nuestra colección y que el animal iba a morir tarde o temprano con gran sufrimiento de todas formas si no lo sacrificábamos. Pero en la actualidad podemos ver que muchos animales portadores de crypto pueden vivir felices durante muchos años si se cumplen ciertos requisitos, con lo que la decisión se vuelve más difícil.

Algunos motivos por los que se puede plantear la eutanasia de estos animales son:

  • 1. Muestra síntomas de criptosporidiosis y no responde al tratamiento, con lo que decidimos acabar con su sufrimiento de forma rápida e indolora.
  • 2. Tenemos un grupo de animales que sospechamos que pueden ser portadores de crypto y nos interesa sacrificar uno de ellos para realizarle una necropsia yaseguramos.
  • 3. Tenemos una colección limpia de crypto y no queremos arriesgarnos a extender el patógeno entre nuestros animales sanos. En principio bastaría con seguir escrupulosamente el protocolo de limpieza y tenerlos aislados pero siempre se pueden cometer descuidos. Ya que el animal puede vivir toda su vida sin mostrar ningún síntoma, una alternativa puede ser regalarle el animal a alguien que no tenga más reptiles, siempre asegurándose que la otra persona es consciente del problema.

Tratamiento:

A día de hoy no existe ningún medicamento que elimine completamente el crypto. Existen varios tratamientos que ayudan a mantener al parásito bajo control y permiten que el animal recupere parte de sus defensas, con lo que un animal infectado podría hacer vida completamente normal, pero no debemos olvidarnos que sigue siendo portador y por consiguiente es capaz de infectar a otros animales.

El medicamento más utilizado para tratar la criptosporidiosis en reptiles es el Humatin ® (paromomicina). La dosis y la frecuencia con la que debe ser administrado dependerá del peso y del grado de infestación del animal, sigue las indicaciones de tu veterinario. Tu veterinario puede que considerar oportuno repetir el tratamiento cada año de forma preventiva aunque el animal no muestre síntomas.

Un animal con una infestación muy avanzada o con cierto nivel de estrés puede no responder al tratamiento.

Bibliografía:

Puedes ampliar información en los siguientes sitios.

Libros

  • · “Reptile Medicine and Surgery” (Mader, Ed: Saunders)

Enlaces

Estudios

  • · Coccidiosis in Reptiles (Ellis C. Greiner // 2003)
  • · Cryptosporidiosis: biology, pathogenesis and disease (Saul Tzipori, Honorine Ward. 2002)
  • · Cryptosporidium and Cryptosporidiosis in Man and Animals (Peter J. O’Donoghue. 1993)
  • · Cryptosporidium in birds, fish and amphibians (Una Ryan. 2009)
  • · Cryptosporidium serpentis Oocysts and Microsporidian Spores in Feces of Captive Snakes (Thaddeus K. Graczyk, Michael R. Cranfield. 2000)
  • · Epidemiology of Cryptosporidium: transmission, detection and identification (Ronald Fayer, Una Morgan, Steve J. Upton. 2000)
  • · Genetic Diversity of Cryptosporidium spp. in Captive Reptiles (Lihua Xiao, Una M. Ryan, Thaddeus K. Graczyk, Josef Limor, Lixia Li, Mark Kombert, Randy Junge, Irshad M. Sulaiman, Ling Zhou, Michael J. Arrowood, Bretislav Koudela, David Modry, Altaf A. Lal. 2004)
  • · Prevalence of Cryptosporidium infection and characteristics of oocyst shedding in a breeding colony of leopard geckos (Eublepharis macularius) (Clare Deming, Ellis Greiner, Elizabeth W. Uhl. 2008)
  • · Prevalence of Cryptosporidium species in wildlife populations within a watershed landscape in southeastern New York State (Peter E. Ziegler, Susan E. Wade, Stephanie L. Schaaf, David A. Stern, Christopher A. Nadareski, Hussni O. Mohammed. 2007)
  • · Subtypes of Cryptosporidium spp. in mice and other small mammals (Yaoyu Feng, Ashima A. Lal, Na Li, Lihua Xiao. 2010)
  • · Taxonomy and species delimitation in Cryptosporidium (Ronald Fayer. 2010)
  • · Biology, persistence and detection of Cryptosporidium parvum and Cryptosporidium hominis oocyst (C.M. Carey, H. Lee, J.T. Trevors. 2004)
  • · Cryptosporidium felis Infection, Spain (María Teresa Llorente, Antonio Clavel, Marzo Varea, María Pilar Goñi, Juan Sahagún, Susana Olivera. 2006)
  • · Diagnosis of Cryptosporidium parvum with microscopy, striptest, ELISA and real-time PCR (D. Vastert, M. Brinkman, H. Wilke, B. Mulder. 2006)

Créditos:

Autores

Revisión

Mención especial

  • · Coris BioConcept
  • · Laboratorio de Análisis Dr Echebarne