<< Julio - 2014 >>
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
Comparte en FacebookComparte en Google +Comparte en TuentiComparte en TwitterImprimir ficha

Escorpión Dorado Israelí o Escorpión Amarillo (Leiurus quinquestriatus)

Guía rápida

  • · Nombre científico: Leiurus quinquestriatus.
  • · Nombre común: Escorpión Dorado Israelí o Escorpión Amarillo.
  • · Distribución: Africa y Asia.
  • · Temperatura: 25 - 30ºC.
  • · Iluminación: 12 - 14 horas. (No necesitan rayos UVA/B).
  • · Humedad: No más del 50%.
  • · Dimensiones de terrario recomendadas: 25 x 25 x 25.
  • · Alimentación: Pequeños artrópodos de tamaño adecuado.
  • · Dimensiones máximas del animal: 9 - 10 cm.
  • · Longevidad: 5 años.
  • · Temperamento frente a sus congéneres: ---.
  • · Temperamento frente al ser humano: Agresivo.
  • · Dimorfismo sexual: Los machos son ligeramente mas pequeños que las hembras. El último segmento de la cola antes del telson es generalmente más oscuro que en las hembra. El opérculo genital de los machos tiene forma ligeramente tropezoide, con la base mas ancha que el lado opuesto, mientras que las hembras tienen tambien forma trapezoide, pero inversa. Ademas, las pectinas de estas son más cortas y los dientes más pequeños.
  • · Dificultad de mantenimiento: Fácil.
  • · Dificultad de reproducción: Fácil.
  • · Número de huevos por puesta: 50 - 70.
  • · Información extra: Extremadamente venenoso.

Leiurus quinquestriatus (Hemprich & Ehrenberg, 1829)

Biología

Este escorpión, conocido comúnmente como Escorpión Dorado Israelí o Escorpión Amarillo, entre otros nombres, pertenece a la familia Buthidae.

Los Buthidae, con 73 géneros (uno de ellos extinguido) y 529 especies, es la familia de escorpiones más amplia. En ella encontramos conocidos géneros como Androctonus, Buthus, Centruroides, Hottentotta o Tityus, entre otros.

Las 2 subespecies de Leiurus que se conocen son Leiurus quinquestriatus quinquestriatus y Leiurus quinquestriatus hebraeus (Birula, 1908).

Miden aproximadamente unos 9-10 cm y pueden vivir unos 5 años.

Con un potentísimo veneno, estamos ante uno de los escorpiones más peligrosos del mundo, por no decir el que más. Es causa de muchas muertes cada año.

Su color general es amarillento, color paja, muy parecido, aunque algo más claro, a nuestro escorpión autóctono Buthus occitanus.

Tiene pedipalpos muy estrechos y puntiagudos de color más claro que el resto del cuerpo.

Es de hábitos principalmente nocturnos aunque, al menos en cautividad y según mis experiencias, se deja ver por el día de vez en cuando.

Su distribución geográfica se amplía por varios países de los continentes africano y asiático como Argelia, Chad, Egipto, Etiopía, Libia, Malí, Somalia, Sudán, Túnez, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Omán, Arabia Saudí, Siria, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Yemen, etc.

El hábitat de este escorpión es principalmente seco y/o desértico con diferentes tipos de sustratos, pero no en dunas de arena. Suelen esconderse en pequeños agujeros o bajo las piedras, donde permanecen escondidos y a resguardo de las altas temperaturas y la sequedad del ambiente hasta la caída de la noche. En estos encuentran la humedad necesaria para el buen funcionamiento de su sistema respiratorio y para la muda.

Son animales solitarios y territoriales que no dudarán en matar y comerse a otros individuos de su misma especie.

Su principal defensa es su aguijón y la rapidez de movimientos tanto para atacar como para huir.

La alimentación se basa en pequeños artrópodos de tamaño adecuado al suyo. Al igual que la mayoría de los escorpiones pueden comer casi cualquier animal que sean capaces de sujetar con sus pinzas y picar con su aguijón.

Cuidados en cautividad

Leiurus quinquestriatusDesde mi experiencia daré algunos consejos e indicaciones para mantener esta especie en cautividad lo mejor posible.

El primer consejo que quiero dar es sobre la manipulación de estos y otros escorpiones. Siempre digo que no debemos manipularlos; así conseguimos dos cosas: 1º, no molestamos al animal, y 2º, no correremos riesgo de picotazo (indiferentemente de la peligrosidad de su veneno).
Si es completamente necesario manipular al animal (por cambio de terrario, etc) esta debe hacerse siempre con pinzas lo más largas posibles, para evitar que pueda acceder a nosotros su aguijón. Son muy rápidos!!

En primer lugar el terrario. Éste debe ser de unas medidas acorde con el tamaño del escorpión. Si lo adquirimos muy pequeño, con 1 ó 2 mudas, nos bastará un simple bote de cristal o una tarrina de plástico de un diámetro de unos 5 - 6 cm. Debe ser, sobre todo, a prueba de fugas. No pueden trepar por superficies planas, así que podemos permitirnos dejarlos destapados. Yo tengo mi ejemplar en una pecera grande de cristal (la típica redonda de peces) sin nada en su abertura.
Éste puede llevar algún tipo de iluminación. Yo utilizo una luz general para toda la habitación donde están los terrarios, llegándole de rebote una luz tenue, ya que no son fotofóbicos. En caso de poner iluminación ésta no tiene porqué ser de amplio espectro solar ni nada por el estilo; una simple bombilla de unos pocos vatios (25W, por ejemplo) será más q suficiente. Hay que contar con que estas bombillas producen también calor.
En cualquier caso es bueno que reciba luz de alguna fuente natural o artificial para la regulación del fotoperiodo. Este debe variar según las estaciones del año.

Como sustrato utilizo arena fina (puede ser de playa, desierto, etc.) que humedezco bastante en un principio para que endurezca, así permitiremos a nuestro escorpión hacer galerías sin que éstas se desmoronen. Debemos poner una capa de unos 8 - 10 cm como mínimo. Me parece más decorativa y acorde con su hábitat que otros sustratos.
También podemos decorarlo con pequeñas ramas, vegetación seca, piedras, etc, que podrán utilizar para esconderse o crear un agujero bajo estos.

La alimentación que he proporcionado a Leiurus quinquestriatus hasta ahora ha sido a base de grillos, larvas de Tenebrio molitor, alguna mosca y alguna cucaracha. Todos ellos de un tamaño adecuado al suyo propio.
Si observamos que nuestro escorpión no come, puede ser por varios motivos. Los dos más comunes suelen ser porque, o bien se han asustado al echarles de comer (hemos movido el terrario, le hemos “tirado” la presa justamente encima al animal, etc.), o bien porque va a mudar. Esto último podemos averiguarlo si observamos que el animal está más “gordo” de lo normal y con un cierto color grisáceo en la zona del mesosoma; como si estuviese desproporcionado con respecto al resto del cuerpo.
Por supuesto, no debe faltar un pequeño recipiente con agua limpia. Este será suficiente para que beba y mantenga un mínimo de humedad (con un 30-35% es suficiente). Estos animales pueden obtener el agua necesaria de sus presas; están muy bien adaptados a sequías, pero en cualquier caso recomiendo ponerle agua. Bastará con un simple tapón de plástico de una botella.
He leído en un artículo que no se debe poner agua. A mí no me ha ido mal poniéndosela, por eso lo aconsejo. De hecho lo he visto beber en más de una ocasión!.

La temperatura adecuada puede ser muy variable. Al ser originarios de zonas desérticas con elevadas temperaturas diurnas soportan perfectamente grandes oscilaciones, con máximas sobre los 33ºC y mínimas alrededor de los 14ºC. En mi caso lo mantengo a una media de 25ºC, variando pocos grados arriba o abajo.
El sistema que utilizo para mantener la temperatura es el de caldear la habitación entera donde se encuentra no sólo el escorpión sino todos mis animales. Para ello se pueden utilizar varios sistemas como calentadores de aire, de resistencia, de aceite, etc. Yo utilizo una resistencia de unos 400 W (llamados “loritos”) y me va muy bien. Es verdad que estos sistemas son más caros, pero... cuando tienes muchos animales, a lo mejor no lo es tanto! Y desde luego es mucho más económico el gasto inicial.

Cuando va a mudar el animal, intentaremos mantener la zona cercana a su agujero o escondite con cierta humedad. Para ello podemos mojar el sustrato vertiendo simplemente un poco de agua sobre la zona. No debemos encharcarlo. Tampoco es necesario mantenerlo constantemente húmedo.

La reproducción de este animal no la he llevado a cabo aún, por eso no daré más información que la conocida de su biología y experiencias de aficionados que han conseguido criarlos. Esta no es más que la relativa a la cría de casi cualquier otra especie de escorpión. Una vez consumado el apareamiento, previa “danza”, tardará unos 8 meses en dar a luz las crías, variando el número de éstas según el ejemplar.
Para ello, no es necesario un descenso previo de la temperatura ni pausa invernal.

La crianza de los jóvenes no difiere mucho de los adultos. Tan sólo deberíamos tener en cuenta el tamaño de sus presas, que deben ser proporcionales y adecuadas al tamaño del pequeño escorpión.
En este caso también sería aconsejable alimentarlos con más asiduidad que a los adultos. Según la frecuencia con la que se alimenten crecerán más o menos rápido.

Texto por: Jose Luis García, Varanus3.